Inicio           Quiénes somos           Corresponsales           Resumen semanal           Coberturas especiales           Servicios SEMlac           Archivos           Enlaces

 

Guatemala: La Cuerda, en defensa de la palabra

Por Alba Trejo

 

Guatemala, marzo (Especial de SEMlac).- La revista feminista La Cuerda es el único medio mensual que habla de las mujeres en Guatemala, una sociedad donde el machismo está profundamente arraigado. Durante 11 años, la Asociación La Cuerda ha plasmado la idea de mujeres convencidas de que la justicia y la equidad no son meras utopías.

 

Rosalinda Hernández, una de sus fundadoras, describe lo que significa sostener un medio escrito mensual, de corte feminista, en este país de la región y señala que "como medio de comunicación, nos oponemos a todos los tipos de exclusión e injusticia; al autoritarismo y a los múltiples disfraces del fundamentalismo; al sexismo y la violencia; al racismo, el militarismo y la impunidad".

 

¿Por qué hacer una revista feminista en Guatemala?

Debido al nivel de exclusión de las mujeres en los medios de comunicación, un grupo de feministas consideramos oportuno y necesario lanzarnos a producir un medio masivo (20.000 ejemplares), que contribuyera a la construcción de ciudadanía, con un enfoque no neutral; es decir, comprometido con la causa de las mujeres y otros conglomerados excluidos en la prensa.

 

Algo atrevidas, pero la realidad nos ha demostrado que fue correcto, no desaparecimos como nos auguraron algunos desconfiados.

 

¿Qué significado ha tenido editar una revista de corte feminista durante estos 11 años, en un país tan machista?

Una contribución frente a la ideología predominante, que discrimina y denigra a las mujeres; una apuesta alternativa en el periodismo con calidad editorial.

 

¿Cuáles son los obstáculos o señalamientos con los que se ha encontrado el colectivo de La Cuerda, al hacer una revista feminista rompiendo con los cánones establecidos?

Los señalamientos comunes eran que "las Cuerdas" odiamos a los hombres, cuestión que hemos demostrado que no es así, incluso tenemos aliados, algunos han escrito en nuestra publicación.

 

También nos dicen que somos contestatarias y, conforme han pasado los años, ahora nos reconocen como críticas, y eso somos: inconformes con la situación que afecta a las mujeres, principalmente las más pobres. Rechazamos aquél dicho: "entre más calladitas, más bonitas", nosotras hablamos y defendemos nuestra palabra como un ejercicio de libertad, primer paso para ejercer nuestra ciudadanía.

 

¿Tiene sentido ser feminista en este país, donde al feminismo se le compara con ser gay, y no con una lucha de las mujeres por lograr la igualdad?

Pensamos que sí, porque hemos puesto un grano de arena para contrarrestar los estereotipos que hay hacia el feminismo.

 

Es verdad que, por desinformación, lo reconocen como el contrario del machismo, y eso nos provoca aclarar una y otra vez que el primero busca la felicidad de las mujeres (no afectar a los hombres) y el segundo representa las relaciones autoritarias y violentas contra las mujeres, y también afecta a los hombres en su condición humana.

 

Nosotras y otras entendemos al feminismo como una filosofía que nos permite interpretar la realidad, como un compromiso político para hacer algo contra las desigualdades de género y una forma de vida.

 

Desde La Cuerda, ¿qué espacios relevantes ha conquistado el feminismo en Guatemala?

Tener espacios en radio y en foros para dar a conocer los contenidos de nuestra publicación. Contar entre los 120 centros de distribución a escuelas, colegios y universidades, donde reciben bien La Cuerda. Otra cosa es tener otras producciones editoriales también con enfoque feminista, entre ellas, la más reciente Memorias rebeldes contra el olvido, que recoge testimonios de 28 ex combatientes ixiles.

 

La revista que editan ha sobrevivido a los embates de las críticas e imagino que también a las carencias económicas, pues poca gente está convencida de invertir en la lucha feminista. Pero ahí siguen, ¿cuáles son las expectativas editoriales de la revista La Cuerda?

Queremos seguir produciendo La Cuerda mensualmente, junto a video-clips para difundir temas específicos. Nos interesa seguir promoviendo las redes con periodistas (nacional e internacional), que tengan como propósito hacer visibles a las mujeres en los medios alternativos y tradicionales.

 

La Cuerda, una edición ciento por ciento feminista, ¿sobrevivirá en una sociedad que no quiere cambiar su razonamiento machista?

Seguimos en el reto. En estos años hemos confirmado que, en nuestro propósito de presentar miradas feministas de la realidad, estas tienen mucha coincidencia con otros grupos y movimientos sociales que defienden los derechos humanos, la justicia, los recursos naturales, la solución a la problemática agraria y rural.

 

Por eso no nos sentimos solas y, además, nos interesan las alianzas con otras feministas, con grupos de mujeres y agrupaciones interesadas en transformar la situación de desigualdad y exclusión que vive la mayoría de la niñez, juventud, adultos y ancianos. Una primera alianza que está avanzando es la que nos permite convocar este año al Primer Congreso Feminista en Guatemala.