México: Lanzan informe Violencia Feminicida 1985-2016
Por Gabriela Ramírez
(Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.)

México, diciembre (SEMlac).- México registró en los últimos 32 años 52.210 muertes de mujeres en las que se presumió homicidio y 15.535 de ellas ocurrieron en los últimos seis años, es decir, 29,8 por ciento.
La cifra más baja corresponde a 2007, con 1.089 casos y la más alta se registró 2012, con 2.769.
Así lo señala el informe Violencia Feminicida en México, Aproximaciones y Tendencias 1985-2016, realizado por la Secretaría de Gobernación, el Instituto Nacional de las Mujeres y ONU Mujeres, y según el cual la tasa de feminicidios en el país ha aumentado ya que actualmente 7,5 mujeres son asesinadas diariamente.
La índice de homicidios de mujeres se redujo en el año de 2007 casi a la mitad respecto a 1985, pero entre 2007 y 2012 hubo un repunte de 138 por ciento; es decir, no solamente se perdió el avance que se había alcanzado en los 23 años anteriores, sino que, además, se llegó a niveles nunca antes registrados.
Las entidades que registran las tasas más altas de homicidios por cada 100.000 mujeres en 2016 son Colima, Guerrero y Zacatecas. El municipio de Acapulco de Juárez, Guerrero, ocupó el primer lugar en 2016, con 107 de homicidios de mujeres que representó 3,9 por ciento del total nacional.
De acuerdo con el informe, de 2012 a 2016 se redujeron los asesinatos de niñas menores de 15 años, y hubo un aumento notable en asesinatos de las mujeres adultas, entre los 20 y los 40 años de edad, lo que coincide con la etapa reproductiva.
Las armas de fuego comenzaron a ser usadas más frecuentemente para asesinar mujeres desde 2004, cuando representaban 29 por ciento del total, para volverse el medio más utilizado, alcanzando 54 por ciento en 2010.
Se reporta que es cada vez más frecuente el uso de medios brutales para asesinar a las mujeres: en los últimos cinco años los objetos cortantes se usaron 1,3 veces más en los homicidios de mujeres que de hombres.
Asimismo, se recurre tres veces más al ahorcamiento, estrangulamiento, sofocación, ahogamiento e inmersión, y el uso de sustancias y fuego es el doble que en el caso de los hombres.
Los feminicidios ocurridos en el hogar muestran una tendencia al alza, hasta alcanzar un máximo de 47 por ciento en 2004. A partir de ese año, se redujeron hasta llegar a 25 por ciento en 2011, pero volvieron a aumentar hasta alcanzar un tercio en 2014 y 34 por ciento en 2015.
Las agresiones en la vía pública tuvieron una tendencia descendente hasta 2004; sin embargo, en 2004 aumentó, lo cual probablemente se relacione con el incremento en las actividades del crimen organizado, pues a partir de entonces se incrementa su porcentaje, al alcanzar 49 por ciento en 2012, y aumenta a 41 en 2016.
Las tasas de homicidios perpetradas en la vivienda han tenido muy pocos cambios, pero se registró el mayor número casos en 2004. Lo que llama la atención, de acuerdo con este informe, es que hubo un aumento en las tasas de asesinatos en las adultas mayores, después de los 70 años de edad.

Volver