México: Madres que buscan justicia terminan asesinadas

Por Gabriela Ramírez
(Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.)

México, mayo (SEMlac).- Desde 2010, 44 mujeres entre defensoras, activistas y periodistas han sido asesinadas en México. El caso más reciente fue el de Miriam Rodríguez, quien fue acribillada en su domicilio en el estado de Tamaulipas el pasado 10 de mayo.
Esta situación ha generado diversas reacciones por parte de la sociedad civil e instancias internacionales, ante el panorama de inseguridad e impunidad que se vive en este país y la ineficiencia del Estado para garantizar la seguridad de quienes protestan por la violación de los derechos humanos, que se trata principalmente de mujeres, familiares o activistas, y algunas periodistas. 
Pero además, ellas, las madres, esposas, hijas, amigas que buscan justicia y a sus familiares desaparecidos o asesinados tienen miedo de correr la misma suerte de Miriam, Marisela y de tantas otras. 
Al menos 44 mujeres defensoras de derechos humanos y periodistas han sido asesinadas desde 2010, según el monitoreo de la Red Nacional de Defensoras de Derechos Humanos en México.
Esta organización señala que Chihuahua es el estado con mayor número de agresiones registradas en contra de mujeres defensoras y periodistas, pues solo en 2010 asesinaron a Josefina Reyes, Marisela Escobedo, María Isabel Cordero Martínez, María Magdalena Reyes y Luisa Ornelas.
En 2011 fue asesinada Susana Chávez, quien participó del movimiento por la presentación con vida de las mujeres desaparecidas en Ciudad Juárez y en contra del feminicidio que azota aún la frontera. En marzo de 2017, corrió igual suerte en ese mismo estado la periodista Miroslava Breach, mientras Patricia Mayorga tuvo que asilarse en los Estados Unidos.
El estado de Guerrero es otro en el que las activistas, periodistas y comunicadoras son asesinadas de forma sistemática, señala el reporte. En esa entidad murieron María Elvira Hernández Galeana, en 2010, Isabel Ayala Nava y Reyna Ayala Nava en 2011, Juventina Villa Mojica y Fabiola Osorio Bernáldez en 2012, Rocío Mesino y Ana Lilia Gatica en 2013 y Norma Angélica Bruno Román en 2015.
"Los demás estados donde las cifras de asesinadas son altas e incrementan son Oaxaca, Sinaloa, Michoacán, Puebla, Veracruz, Hidalgo, Nuevo León, Tamaulipas, el estado de México y la Ciudad de México", señala el informe de la mencionada Red.

Las madres asesinadas

Marisela Escobedo fue ultimada en la ciudad de Chihuahua el 16 de diciembre de 2010, a las puertas del Palacio de Gobierno, luego de hacer un plantón para exigir justicia por el feminicidio de su hija Rubí, ocurrido en 2008.
Un hombre intentó dispararle y Marisela corrió hacia el Palacio de Gobierno, pero los guardias no le abrieron la puerta y fue asesinada. Marisela buscó justicia para su hija Rubí, asesinada por su pareja Sergio Rafael Barraza Bocanegra. En un principio el agresor fue absuelto, pero luego se revocó esta sentencia absolutoria y Barraza fue condenado a 50 años de prisión. Sin embargo, él sigue en libertad.
Antes del asesinato de Marisela, y derivado de una serie de amenazas en su contra y de la opacidad en la investigación de la muerte de su hija, la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) emitió la recomendación 44/2013 contra el gobernador de Chihuahua, César Duarte.
Sandra Luz Hernández fue asesinada en Sinaloa el 12 de mayo de 2014. Un hombre, Jesús Fernando Valenzuela Rodríguez, le disparó 15 veces y un año más tarde fue absuelto por el Poder Judicial del Estado. Ella buscó por dos años a su hijo, Edgar García, quien fue raptado y desaparecido por una célula del Cártel de Sinaloa. Él trabajaba en la Procuraduría General de Justicia de Sinaloa como mensajero del procurador Marco Antonio Higuera Gómez. Ni en el caso de su muerte ni en el de la desaparición de Edgar se ha hecho justicia.
Cornelia San Juan Guevara Guerrero murió en el Estado de México el 15 de enero de 2016. Buscaba a su hijo Oswaldo Espejel Guevara desde 2012, cuando fue secuestrado de su domicilio en Santa María Ajoloapan, estado de México. Las autoridades lograron capturar al asesino de Cornelia, de su hijo Oswaldo no se supo nada.
Emma Gabriela Molina Canto fue asesinada el 27 de marzo de 2017. Ella luchó por recuperar a sus tres hijos, secuestrados en 2012 por su padre Alberto Medina Sonda, un priista (Partido Revolucionario Institucional) acusado de corrupción en Tabasco. Dos hombres la abordaron en la puerta de su casa y la degollaron. Ahora su madre, la abuela Ligia Canto Lugo, ha comenzado un largo camino para exigir justicia.
Miriam Rodríguez Martínez resultó muerta a balazos en su casa el pasado 10 de mayo. Ella luchó por encontrar a su hija Karen Alejandra, desaparecida en 2012; y logró hallar sus restos en una fosa común y que encarcelaran a sus asesinos. Fue fundadora del Colectivo Desaparecidos de Tamaulipas.
La CNDH reportó en el informe especial de Personas desaparecidas y fosas clandestinas en México que de 2007 a octubre de 2016 hay 29.903 personas desaparecidas.
En este mismo período se han localizado oficialmente en México 855 fosas clandestinas. De estas se han inhumado 1.548 cadáveres. El 82 por ciento de los casos de desapariciones se concentran en 11 estados, de los cuales destacan: Tamaulipas como el de mayor número, con 5.563 casos; le sigue el Estado de México con 2.984.
Recientemente, el diario The New York Times publicó una entrevista con integrantes del Colectivo Solecito, un grupo de mujeres que han encontrado y ayudado a exhumar 263 cuerpos en una fosa ubicada en Veracruz. Ellas aseguran que cada noche, antes de dormir, en un grupo de WhatsApp escriben el nombre de cada uno de sus familiares desaparecidos y al final "él vive y todos viven". Ellas seguirán adelante hasta encontrarlos.

El mundo alza la voz
Luego del reciente asesinato de Mirian Rodríguez, la Unión Europea (UE) condenó al más alto nivel este crimen.
En un pronunciamiento, la portavoz de la Alta Representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Federica Mogherini, declaró que este hecho se suma a una preocupante tendencia de asesinatos recientes y consideró "necesario garantizar investigaciones expeditas, exhaustivas e independientes sobre estos homicidios para llevar a los autores ante la justicia".
"Las autoridades también deben garantizar que se hayan adoptado todas las medidas preventivas necesarias para asegurar una protección eficaz para los defensores de los derechos humanos y los periodistas", añadió.
Amnistía Internacional (AI) y la Oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas (ONU-DH) también exigieron su pronto esclarecimiento.
ONU-DH recordó al gobierno mexicano que tiene la responsabilidad de garantizar que "todas las víctimas y sus familias sean eficazmente protegidas contra cualquier acto de agresión, máxime para quienes han solicitado al Estado el cumplimiento de dicho deber", y señaló que Tamaulipas es el estado con mayor número de desaparecidos en el país.

Rate this item
(0 votes)

Leave a comment

Make sure you enter all the required information, indicated by an asterisk (*). HTML code is not allowed.

Volver