México: Madre de mujer asesinada exige justicia una vez más

Por Lorena Castellanos
(Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.)

Mérida, México, mayo (SEMlac).- En lugar de festejar el Día de las Madres, que se celebra aquí el 10 de mayo, Ligia Canto Lugo estuvo llorando por la muerte de su hija Ema Gabriela Molina Canto el pasado 27 de marzo. Por ello acudió, junto a otras activistas, al Parque de la Madre, en el Centro Histórico de la ciudad, a manifestar una vez más justicia para ella, su hija y sus nietos.
Entre llantos y sollozos declaró ante los medios de comunicación que este día no sólo es doloroso para ella por no tener a su hija, sino también para sus nietos, quienes después de haber festejado sólo dos veces el 10 de mayo desde que fueron secuestrados por su padre, Martín Medina Sonda, no pudieron ver el rostro de su madre en el festival que hacen cada año en su escuela primaria.
Canto Lugo habló sobre la lucha de Ema Gabriela por recuperar y proteger a sus hijas e hijo, a pesar de las injusticias, de los delitos falsos en su contra, de haber sido encarcelada y de que las autoridades le impidieran salir del estado de Yucatán junto con los menores "para estar más segura".
Señaló una vez más a la familia y trabajadores de Medina Sonda como implicados en la autoría intelectual del feminicidio de Ema Molina, así como a Sandra Bermejo Burgos, jueza que en su momento entregó a los menores a la familia del exmarido de la occisa.
"Esto se venía manifestando, esto se venía señalando con toda la historia de violencia de que habíamos sido víctimas, ella en la cárcel, yo también en la cárcel, por un fabricación constante de delitos que nos sigue dejando en estado de indefensión".
Declaró haber recibido un llamado de la Fiscalía General del Estado (FGE) para preguntar sobre la posible participación de la familia de Medina Sonda a la que ella apunta como cómplices del delito, señalamiento que ha realizado desde el fallecimiento de su hija con antecedentes y pruebas que no se han incluido al expediente de investigación.
"¿Quién le devuelve la vida a mi hija? ¿Quién le devuelve su madre a mis nietos? ¿Quién va a hacer que mis nietos olviden que tuvieron que brincar el cadáver de su madre, pisar su sangre para pedir auxilio? ¿Quién les va a quitar el terror que ellos tienen también? Mi nieto abrazándome ¡abuelita no te acerques, te van a hacer lo mismo! Y lo peor es que dijo: mi papá".
Los hermanos de Ema Gabriela acompañaban a su madre, a quien se le unieron en llanto y con palabras de aliento, mientras sostenían sus manos.
"¿Cuántas mujeres hay viviendo todo eso? Hay muchas mujeres a las que les han despojado a sus hijos e hijas de manera injusta y que además les cortan su libertad, no les permiten sanar, las siguen persiguiendo, las siguen teniendo cautivas. Mi hija Ema Gabriela fue y es una mujer ejemplar y esto me hizo a mí como madre voltear a ver que lo que le hacían a mi hija no era el único caso, sino que ya es costumbre en nuestro estado", finalizó.

Rate this item
(0 votes)

Leave a comment

Make sure you enter all the required information, indicated by an asterisk (*). HTML code is not allowed.

Volver